Calidad y certificaciones

La constante preocupación de Española de Electrolisis por la calidad en sus procesos y acabados, que muchas veces necesitan de sistemas de control que permitan encontrar soluciones rápidas, nos llevó ya en el año 1990 a crear nuestra propia Oficina Técnica. Desde entonces hemos ido modernizando el sistema y las instalaciones, añadiendo o suprimiendo diversas partes en función de las necesidades de nuestros clientes y de la introducción de nuevas tecnologías. La parte más visible de la Oficina Técnica es el laboratorio de análisis, en el que podemos encontrar, como elementos principales:

Un medidor de espesores, Fischerscope X-Ray, que funciona por rayos X, y que consta de una unidad central de rayos conectada a un ordenador e impresora, y que permite la realización de estadísticas y certificados para entrega directa al cliente. Su precisión es extrema y permite medir incluso en pasos de rosca. Los certificados de espesor se adjuntan con la partida en el momento de la expedición del material, aunque en la actualidad, en la constante utilización de nuevas técnologías, optamos, siempre que el cliente este de acuerdo, en enviarlo en formato .pdf al su departamento de calidad por correo electrónico.

El laboratorio químico se utiliza principalmente para el análisis de componentes de los baños y pasivados, con lo que se consigue una continuidad en el mantenimiento de las soluciones que se traduce en uniformidad en la deposiciones y acabados finales. Los análisis se realizan según un procedimiento en el que se establece la periodicidad. Por supuesto, quedan registrados tanto los resultados de las pruebas analíticas como la realización de las adiciones correspondientes. Para la correcta realización de las analíticas se cuenta con un extractor de vapores cerrado, armarios de reactivos, mezcladores para disoluciones, posibilidad de realización de Células de Hull y el Palmer electrónico.

El pHmetro digital (el laboratorio cuenta con uno de mesa y uno portátil) incorpora un termómetro y puede realizar impresiones de los valores. Este se controla diariamente según un procedimiento escrito, registrándose todos los resultados.

Una Cámara de Niebla Salina para la realización de los ensayos de corrosión pertinentes. Se realizan tanto ensayos demandados por nuestros clientes como pruebas de control de acabados aleatorios, para un mayor seguimiento de estos y la realización de un seguimiento estadístico que nos permite tener control sobre nuestros procesos. La instalación de la cámara de niebla se halla fuera del laboratorio, en el exterior, para evitar los vapores que pudieran dañar las instalaciones de la Oficina Técnica.

La gestión administrativa del departamento de calidad esta orientada a una rápida respuesta tanto a las no confomidades que puedan surgir durante el desarrollo de los procesos de producción, como a las dudas o recomendaciones de nuestros clientes y proveedores referentes a nuestros procesos o incluso al sistema de trabajo.